MIGUEL DELIBES CONMEMORACIÓN CENTENARIO DE SU NACIMIENTO

ACTIVIDADES DÍA DEL LIBRO:

“MIGUEL DELIBES CONMEMORACIÓN CENTENARIO

DE SU NACIMIENTO”

MIGUEL DELIBES
(1920-2010)

Miguel Delibes Setién. (Valladolid, 17 de octubre de 1920 – Valladolid, 12 de marzo de 2010). Novelista español. Doctor en Derecho y catedrático de Historia del Comercio; periodista y, durante años, director del diario El Norte de Castilla.

Miguel Delibes Setién nació el 17 de octubre del año 1920 en Valladolid (España), hijo de María Setién Echanove y de Adolfo Delibes Cortés, catedrático de Derecho Mercantil en la Escuela de Comercio. Miguel fue el tercero de ocho hermanos.

Su apellido Delibes es de origen francés.

Su abuelo, Frédéric Delibes Roux, era un francés de Toulouse y llegó a España para trabajar en la construcción de un ferrocarril que unía Santander y Alar del Rey.
En la localidad cántabra de Molledo se casó con su abuela, Saturnina Cortés Villegas, y jamás regreso a Francia.


Tuvo hijos pasados los 40 años, concretamente tres, uno de ellos Adolfo, el padre del futuro escritor.

Tras concluir el bachillerato en el Colegio de Lourdes, de los Hermanos de la Salle, conocidos en Valladolid como “los baberos”, Miguel comenzó a estudiar en la Escuela de Comercio, instruyéndose también en escultura en la Academia de Artes y Oficios.

Pasó un breve período de tiempo en la Marina navegando en el crucero “Canarias” en plena Guerra Civil española, y finalmente regresó a su ciudad natal.


Se licenció en Derecho, logrando la cátedra de Derecho Mercantil en el año 1945 en la Escuela de Comercio de Valladolid.

Sus primeros pasos en la escritura y en el dibujo (realizando caricaturas desde los años 40 con el seudónimo de Max), los dio colaborando con varias publicaciones, entre ellas El Norte De Castilla, periódico del que llegó a ser director en el año 1958. En ese puesto se mantuvo hasta 1963.

En el año 1946 se casó con Ángeles de Castro, su pareja desde 1939, y un año mas tarde le fue otorgado el Premio Nadal por su primera novela, “La Sombra Del Ciprés es Alargada” (1947), lo que le impulsó a proseguir su carrera literaria publicando libros tan populares como “Aún Es De Día” (1949), “El Camino” (1950), “Mi Idolatrado Hijo Sisí” (1953), “La Hoja Roja” (1959), “Las Ratas” (1962), “Cinco horas Con Mario” (1966), “El Disputado Voto Del Señor Cayo” (1968) o “Los Santos inocentes” (1981).


Con
“Diario De Un Cazador” (1955), obra en la que profundiza en uno de sus temas recurrentes, la caza, consiguió el Premio Nacional de Literatura, mientras que por “El Hereje” (1998), Delibes fue galardonado con el Premio Nacional de Narrativa.

En general sus libros destacan por un retrato sobrio y realista de las costumbres, paisajes y caracteres castellanos, con especial predilección sobre asuntos relacionados con la caza y la naturaleza. La muerte y la niñez son otros temas habituales en sus textos.

Otros títulos de su prolija bibliografía son “La Primavera De Praga” (1968), “Vivir Al Día” (1968), “Parábola Del Náufrago” (1969), “Con La Escopeta Al Hombro” (1970), “La Mortaja” (1970), “Castilla En Mi Obra” (1972), “El Príncipe Destronado” (1973), “Aventuras, Venturas y Desventuras De Un Cazador a Rabo” (1977), “Un Mundo Que Agoniza” (1979), “Las Perdices Del Domingo” (1981), “El Otro Fútbol” (1982), “Cartas De amor De Un Sexuagenario Voluptuoso” (1983), “El Tesoro” (1985), “Castilla Habla” (1986), “Mi Querida Bicicleta” (1988), “Pegar La Hebra” (1990), “El Conejo” (1991), “Señora De Rojo Sobre Fondo Gris” (1991), “El Último Coto” (1992), “La Vida Sobre Ruedas” (1992), “Un Deporte De Caballeros” (1993), “La Grajilla” (1993), “Los Niños” (1994), “Un Cazador Que Escribe” (1994), “Diario De Un Jubilado” (1995), “Diario De Lorenzo” (1995), “He Dicho” (1996), “Los Estragos Del Tiempo” (1999), “Castilla Habla” (2000) o “El Loco” (2001).

En el año 1974 fue nombrado miembro de la Real Academia de la Lengua Española, el mismo año en que falleció su esposa a causa de un tumor cerebral. Ángeles le inspiró el citado libro “Señora De Rojo Sobre Fondo Gris”.

En 1993 le fue otorgado el Premio Cervantes.

Uno de sus últimos trabajos literarios fue “La Tierra Herida”: ¿Qué Mundo Heredarán Nuestros Hijos?” (2005), ensayo co-escrito con su hijo Miguel Delibes de Castro, científico especialista en ecología, que en un diálogo con su padre aborda temas como el cambio climático, la desertificación o la contaminación del medio ambiente. Además de Miguel, Delibes y Ángeles de Castro tuvieron otros seis hijos: Ángeles, Germán, Elisa, Juan, Adolfo y Camino.

Miguel Delibes murió en Valladolid el 12 de marzo del año 2010 tras sufrir un cáncer de colon. Tenía 89 años de edad.

Celebración Internacional del Libro Infantil y Juvenil

Hoy, día 2 de abril, se Celebra el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil

Desde 1967, alrededor del 2 de abril, coincidiendo con la fecha del nacimiento del escritor danés Hans Christian Andersen, se celebra el Día Internacional del Libro Infantil y juvenil, con el ánimo de inspirar el amor por los libros y para llamar la atención de la comunidad sobre los libros para niños y jóvenes.

Hans Christian Andersen, fue el creador de algunos de los cuentos clásicos infantiles más leídos en todo el mundo como el Patito Feo, Pulgarcita, el Soldado de Plomo o la Sirenita y que también han sido llevados al teatro y a la gran pantalla. se conoce en los cinco los continentes, además, sus libros han sido traducidos a más de ochenta idiomas.

En su honor, entre otras cosas, se crearía el Premio Hans Christian Andersen de Literatura, uno de los Premios más importantes del panorama literario.

Cada año una Sección Nacional tiene la oportunidad de ser el patrocinador internacional del día del libro infantil. Esa Sección elige un tema e invita a un autor importante del país a escribir un mensaje para los niños del mundo y a un reconocido ilustrador para el diseño de un póster. Estos se usan de diferentes maneras para la promoción de los libros y la lectura. Muchas Secciones de IBBY ( Es una Organización Internacional para Libro Juvenil, es un colectivo sin ánimo de lucro. Está compuesto por asociaciones y personas de todo el mundo comprometidas con la idea de propiciar un encuentro entre libros e infancia), promueve la Celebración del Día del Libro Infantil, con el fin de promocionar los buenos libros infantiles y juveniles y la lectura entre los más jóvenes.

Cada año, una sección nacional del IBBY tiene la oportunidad de ser la patrocinadora Internacional del Día del Libro Infantil y selecciona un escritor representativo y a un conocido ilustrador de su país para que elaboren el mensaje dirigido a todos los niños del mundo y el cartel se distribuye por todo el mundo, y se promueva la celebración en las las bibliotecas, centros escolares, librerías, etc.

Este año 2020, le corresponde a la sección de Eslovenia (en 2019 fue Lituania), que difunde el mensaje de Peter Svetina (con el título de “Hambre de palabras”), ilustrado por Damijan Stepančič.

Traducción del mensaje publicado en la web de la OEPLI (La Organización Española para el Libro Infantil y Juvenil (OEPLI), sección española del IBBY (International Board on Books for Young People), se constituyó formalmente el 27 de julio de 1982 al dejar de existir la Comisión de Literatura Infantil del INLE (Instituto Nacional del Libro Español).La OEPLI, entidad sin ánimo de lucro, se encarga de la realización y coordinación de todo tipo de actividades de promoción relacionadas con el libro infantil y la lectura, así como las funciones de representación en España)

 

Hambre de palabras

Donde yo vivo, los arbustos se vuelven verdes a finales de abril o principios de mayo. Al poco tiempo, se llenan de crisálidas de mariposas, que lucen como vetas de algodón o algodón de azúcar. Las orugas devoran los arbustos hoja tras hoja, hasta dejarlos despojados. Cuando las mariposas salen de sus crisálidas, echan a volar, pero los arbustos no quedan arruinados. Al llegar el verano brotan de nuevo, y así una y otra vez.

Esta es la imagen de un escritor, la imagen de un poeta. Son carcomidos, agotados por sus historias y sus poemas, las cuales, una vez finalizadas, emprenden su propio vuelo, refugiándose en los libros y encontrando a sus lectores. Esto no deja de repetirse.

¿Qué ocurre con estas historias y estos poemas?

Conozco a un chico al que tuvieron que operar de los ojos. Tras la operación, pasaron dos semanas donde solo se le permitió permanecer recostado sobre su lado derecho, y después de aquello, otro mes donde no pudo leer nada. Cuando volvió a coger un libro, mes y medio después, sintió como si estuviera recogiendo palabras a cucharadas, casi comiéndoselas.

Y conozco a una chica que ahora es maestra. Me dijo: pobres de aquellos niños a los que sus padres no leían libros.

Las palabras en los poemas y en los cuentos son alimento. No alimento para el cuerpo, nada que pueda llenar el estómago. Son alimento para el espíritu y para el alma.

Cuando el hombre tiene hambre o sed, se le encoge el estómago y se le seca la boca. Busca encontrar algo para comer, un trozo de pan, un plato de arroz o de maíz, un pescado o un plátano. Cuanto más hambriento se encuentra, más se le estrecha la mirada; ya no ve otra cosa que aquello que pueda saciarle.

Sin embargo, el hambre de palabras se manifiesta de forma distinta: como una tristeza, una apatía, una arrogancia. Las personas que sufren de este tipo de hambre no son conscientes de que sus almas están tiritando, de que están pasando junto a sí mismas sin haberse percibido. Una parte de su propio mundo se les va de las manos sin ellos darse cuenta.

Este tipo de hambre es la que sacian los poemas y las historias.

¿Existe, no obstante, esperanza para aquellos que nunca han satisfecho esta hambre con palabras?

Sí. Aquel chico lee casi cada día. La chica que es maestra lee cuentos a sus alumnos cada viernes, cada semana. Si alguna vez se olvida, los niños no tardan en recordárselo.

¿Y qué ocurre con el escritor, con el poeta? Con la llegada del verano, volverán a verdecer. Y una vez más serán engullidos por sus historias y poemas, que acabarán volando en todas las direcciones, igual que las mariposas. Una y otra vez.

(Texto original: Peter Svetina. Traducción: Barbara Pregelj)

En la web del IBBY puedes leer el mensaje original en inglés, y también puedes descargar el cartel en tamaño A3 y el folleto en español con información adicional sobre el autor y el ilustrador.

Bibliotecas, librerías y otras entidades celebran habitualmente el Día Internacional del Libro Infantil mediante la organización de exposiciones, encuentros con escritores e ilustradores, presentaciones de libros, sesiones de libro-forum y actividades de animación a la lectura. Desde las cuatro secciones de la OEPLI se anima, principalmente a las librerías y bibliotecas, para que organicen actos en torno a la figura de Andersen. En la web de OEPLI puedes ver el listado de adhesiones y las bases y formulario para participar.

Pero seguramente este 2 de abril de 2020 sea la Celebración del Día del Libro Infantil más extraña que nos ha tocado vivir desde su creación en 1967, con gran parte de la población mundial confinada en casa, y niños y niñas sin clase o recibiendo formación online.

Este año 2020, además, se conmemora el Centenario del nacimiento de Gianni Rodari, escritor, pedagogo, periodista y un referente de la literatura infantil y juvenil. Gramática de la fantasía, un clásico de la literatura pedagógica para aprender a usar la imaginación e inventar historias.

QUIÉN ES:

Gianni Rodari nació en el Piamonte italiano el 23 de octubre de 1920 y murió el 14 de diciembre de 1980 en Roma. Fue niño, periodista, maestro, pedagogo de la fantasía, militante comunista y revolucionario de la literatura infantil. Y de la literatura, a secas. Porque aunque en 1970 recibió el premio Hans Christian Andersen, también llamado el Pequeño Nobel, todo el mundo sabe que, por fortuna, los lectores de Rodari no tienen edad y cada día crecen en número.

Hijo de panaderos, supo que la creatividad puede aprenderse e incluso enseñarse, que la imaginación debe ocupar un lugar en la educación.

Nunca aburrió a sus alumnos. Tampoco a sus lectores.

Su militancia podría resumirse en una sola consigna: la imaginación, que crea y transforma. «Si dispusiéramos de una Fantástica, como disponemos de una Lógica, se habría descubierto el arte de inventar». La frase es de Novalis, pero sirvió a Rodari para prologar su célebre Gramática de la fantasía. Allí explica cómo inventar historias y, resumiendo mucho, cómo acercarse a la realidad a través de la fantasía. Y no necesariamente para escapar de ella. La Fantástica no debía imponerse como la geometría o la economía, pero Rodari entendía, quería entender, como hombre comprometido, que la realidad es maleable. Por eso buscaba que niños y adultos descubrieran la capacidad de las palabras para crear mundos. Eso que, a fin de cuentas, es lo que hacen los buenos libros. Eso que ojalá siga ocurriendo en cada reedición de su obra.

Por eso, este año, hemos creído oportuno recuperar algunas de sus ideas, reflexiones y consejos para inventar historias y que así los más pequeños estén entretenidos durante estos días.

Todo el material de este artículo está elaborado a partir de dos artículos recogidos en el libro Escuela de fantasía, publicado por Blackie Books, y de Gramática de la fantasía.

Inventando historias con Rodari

¿Qué puedo contarle a un niño de dos o tres años?

 

El ratón que comía gatos, Emilio Urberuaga (SM)

En el principio fue el gesto

Partiendo de los objetos que tenemos a nuestro alrededor, hacemos un inventario y le añadimos el gesto, que le da un significado fantástico. El plato del desayuno puede ser una nave espacial, y la cucharilla puede ser el piloto. Metemos en la historia objetos y personas conocidas, jugamos con ellos.

¿En qué puede convertirse una cuchara?

De la equivocación puede nacer un cuento. Si nos llevamos, por ejemplo, la cuchara a la nariz en lugar de a la boca, el niño se reirá porque el gesto se sale de la norma, es un error. De ahí puede surgir la historia de un hombre que tenía una cuchara en lugar de una nariz, o de una nariz grifo, o una nariz lámpara que se ilumina cuando tienes que sonarte. No es un don del cielo reservado a personas fantasiosas, dice Rodari, es una técnica basada en el análisis y la apertura mental.

Un mundo sin azúcar

Si algún objeto no nos sugiere nada, quitémoslo de en medio. El azúcar, por ejemplo. Sin él, el café está amargo y el abuelo lo escupe al beberlo, los pasteles no tiene azúcar y las pastelerías tienen que cerrar. Todo el mundo sale a buscar el azúcar, y en la televisión ofrecen una recompensa a quien la encuentre. El juego de la resta puede dar lugar a que todo tipo de objetos desaparezcan, y que el niño vea la diferencia entre estar y no estar.

Bambini e bambole, Gaia Stella (Emme Edizioni)

Diálogo con la lamparita

Una lámpara también puede ser fuente de historias. Pulsas el interruptor y se ilumina. Lo pulsas de nuevo, y la lampara habla. Le hacemos preguntas y la lámpara contesta. De ahí podemos pasar a hacer hablar a la silla, a la mesa… Un viaje alrededor de la habitación dando vida a objetos inanimados.

Viajar en una silla de paseo

Ir en silla de paseo es el primer viaje de un niño, uno de los más importantes de toda su vida. Podemos contarle la historia de un niño que viajaba con su silla de paseo por tierra, por mar y por aire, convirtiéndola en un coche, un barco, una nave espacial… El objetivo de este juego es tomar posesión del mundo, ejercitar su poder sobre las cosas. Si inventamos para él una historia tan próxima a su juego, comprenderá que lo entendemos, que estamos a su disposición para ayudarlo, protegerlo y animarlo. No estamos en el mundo de las historias, sino en el de las cosas auténticas.

Metamorfosis del objeto

La silla de paseo puede tocar porque el niño va sentado exactamente en la misma posición que un piloto a los mandos de su avión. La mesa puede ser un techo porque cubre, como el techo de una casa. Un zapato también puede ser una casa, porque es un receptáculo. La silla también puede convertirse en otra cosa totalmente distinta, como un pez que nada en su pecera, porque los niños, cuando no tienen a mano un objeto adecuado para representar lo que les interesa, pueden coger cualquier otro y obligarle a interpretar un papel arbitrario. Los muñecos, por otro lado, suelen representar la relación del niño con su familia. No hace falta guion para inventar historias con muñecos y títeres, basta con pensar en algo que haya pasado durante el día y reproducirlo. Los niños reconocerán en estas historias sus asuntos, lo que bulle en su interior.

El planeta de los árboles de Navidad, Fran Collado (SM)

El juego de la caja

Entre los objetos preferidos por los niños están las cajas, preferiblemente las grandes, en las que pueden entrar, encerrarse, esconderse, viajar… No hace falta acudir al psicoanalista para comprender que, al meterse en esa caja, los niños regresan en cierto modo al vientre materno.

Cómo sacar partido a unas gafas

Las gafas son una fuente de interés, y a veces incluso de terror. Son como un sombrero, pero por algún misterio pasan a formar parte de la cara mucho más que este. Pueden inventarse historias de gafas que cambian el mundo de color, o qué nos permiten ver cosas que están muy lejos…

El hombre de hierro

El material del que están hechas las cosas también nos puede dar juego para inventar historias. Un hombre de madera, un hombre de hierro, o de alambre o de agua… Todo material tiene sus propiedades físicas y fantásticas. Así que lo que le pase al hombre de alambre será distinto a lo que suceda con el hombre de papel. Las diferencias físicas entre los objetos van interesando gradualmente a los niños, que no se cansan de tocarlos o moverlos para entender de qué están hechos. Por eso les despiertan la imaginación.

Algunos criterios generales

  • En un cuento, las cosas y los personajes pueden hacer las mayores locuras sin prestar la más mínima atención a las leyes de la naturaleza o el sentido común. No hay que tener miedo de entregarse a la fantasía.
  • No es estrictamente necesario que la historia tenga un hilo conductor. Sería conveniente un avance fragmentario, con plena libertad para seguir a cada paso nuevos caminos, sugerencias repentinas, todos los desvíos posibles.
  • Recurrir de vez en cuando, si es posible, a las rimas. Son un condimento no esencial pero sí precioso para los cuentos. Ayudan a los niños a recordarlos y a revivirlos.

¿Qué hace falta?, Silvia Bonanni (Kalandraka)

Fórmulas específicas para inventar historias cómicas

El tío loco

En todas las familias hay un «tío bromista». Los niños van detrás de él porque «hace locuras». Se pone un zapato en la cabeza, se cuelga una cuchara de la oreja… ¿Por qué se ríen los niños? Porque su tío «es tonto» y se equivoca. Con lo grande que es, ya tendría que saber que eso no se hace así, pero no lo sabe. El niño, en ese momento, se siente superior, por eso se ríe.

Los zapatos para las manos

Otro filón para explotar es el de las historias basadas en un empleo erróneo de las cosas. Como un señor que se pone los zapatos en las manos, por ejemplo, y camina con los pies desnudos.

Caperucita Azul

También provoca una risa de superioridad que alguien se equivoque al contar un cuento, como si decimos «Caperucita Azul», y cambiamos al lobo por una jirafa. Aunque hay niños que no disfrutan con este juego, sino que quieren escuchar el mismo cuento de siempre…

Confundiendo historias, Alessandro Sanna (Kalandraka)

Las palabras ridículas

Con las palabras ridículas se consiguen efectos cómicos muy sencillos. Basta con que un personaje se llame «señor Tururú» para tener asegurada la mitad del éxito. Es fácil inventar personajes con nombres ridículos. Buscad dos, lanzadlos el uno contra el otro y sus nombres se encargarán de multiplicar los resultados.

Las imágenes animadas

Si tomamos al pie de la letra las metáforas que abundan en el lenguaje cotidiano, resulta muy fácil construir historietas cómicas basadas en el absurdo. Un reloj que «clava» las horas, por ejemplo. O un rey que para «ver las estrellas» de día pidió a su astrónomo real que le diera martillazos en la cabeza.

El contexto erróneo

Este tipo de comicidad surge cuando de golpe y porrazo se arranca un objeto, persona o animal de su contexto se los coloca a la fuerza en otro: un caballo que entra en un bar y pide una cerveza, un señor que se casa con una gallina… Este efecto también se conoce como «extrañamiento». También puede servir para hacer humor con motivos que den miedo al niño, como ir al médico («La historia de un médico que quería ponerle una inyección a un mosquito»).

Gabriel García Márquez, creador de universos oníricos enraizado en lo cotidiano

Ayer, se cumplía 91 años del nacimiento de este célebre escritor, referente de la Literatura Universal.  

El gran Gabo nació el 6 de marzo de 1927 en Aracataca, Colombia. Fue periodista, escritor, guionista y un referente inigualable del realismo mágico. Su obra más conocida es Cien años de soledad, uno de los grandes ejemplos de este movimiento literario.

 

Ayer, 6 de marzo, coincidiendo con el nacimiento de Gabriel García Márquez ,Google le rindió un merecido homenaje a este  Premio Nobel con su doodle.

 Que en una entrevista, realizada al autor del doodle Matthew Cruickshank, creador de este gráfico, explicó a Desirirée Jaimovich de Infobae,  los detalles que se aprecian en este tributo.

Los fundadores de Macondo

La pareja que está de la mano y se puede ver en el centro del dibujo son José Arcadio Buendía y Úrsula Iguarán. Se casaron y fundaron Macondo. Se dice que esa ciudad imaginaria tiene rasgos de su pueblo natal. Apenas unas pinceladas, porque en realidad va mucho más allá de eso. Según explicó el escritor alguna vez, Macondo es “un estado de ánimo, más que un lugar”.

Las mariposas amarillas que preceden las apariciones de Mauricio Babilonia. Son un símbolo del amor que lo unen a Meme. Cuanto más crece ese amor, más extensas se vuelven las bandadas de mariposas.

El tren

La llegada del tren es recibida con sorpresa por los habitantes de Macondo. Así se describe ese medio de transporte que tanto protagonismo tendrá en ese mágico pueblo.

 El galeón

“Habla de la ambición de hacer un pueblo cerca del mar, pero que finalmente termina emplazado en la selva”

En Cien años de soledad, se hace alusión al hallazgo del galeón como “un indicio de la proximidad del mar, que quebrantó el ímpetu de José Arcadio Buendía. Consideraba como una burla de su travieso destino haber buscado el mar sin encontrarlo”.

Peces dorados

En un comienzo, el coronel Aureliano Buendía se dedicaba a hacer peces de oro que luego vendía como fondo de financiamiento. Luego de la guerra, vuelve a fabricar esos peces pero al finalizar su tarea, los derrite y vuelve a comenzar su trabajo otra vez. 

Este doodle homenaje se pudo ver desde el buscador de 37 países de distintos continentes que van desde Colombia y México, sitios donde García Márquez transcurrió la mayor parte de su vida. También se puede ver desde otros lugares de América Latina, como la Argentina, Perú, Brasil, Costa Rica. También en algunos sitios de Europa y Asia, como como Croacia, Grecia, España, Estados Unidos, Indonesia, Irlanda, India, Rusia, Israel y Lituania, entre otros.

Desde su nacimiento las palabras lo marcaron, ya que su nombre debería haber sido Olegario guiándose por la tradición del santoral, pero un parto difícil y un cordón umbilical enrollado al cuello y que lo puso en serios aprietos, acabó con el nombre por impulso de Gabriel José: el primero en honor del padre y el segundo por el patrono de la localidad natal, Aracataca.

 

Tal día como ayer 6 de marzo de 1927, nació Gabriel García Márquez , quien después se convertiría en Gabo para los amigos y admiradores. Fue el mayor de 11 hermanos, pero en realidad fue el nieto de Tranquilina Iguarán Cotes y el coronel Nicolás Ricardo Márquez Mejía, los abuelos maternos con quienes se crió desde los 5 hasta los 9 años, una infancia cargada de historias, fábulas e ir al cine y al circo.

El pequeño Gabriel aprendió a escribir a los cinco años en el colegio Montessori de Aracataca gracias a la joven profesora Rosa Elena Fergusson, de quien años después reconoció que se había enamorado y que por eso le gustaba ir al colegio. Fue ella quien le inculcó la puntualidad y el hábito de escribir directamente en las cuartillas, sin borrador.

Cuando murió su abuelo en 1936, García Márquez se reencontró con sus padres en Sucre, donde estaban trabajando, el padre en una farmacia que abrió a pesar de ser telegrafista y su madre cuidando del resto de la prole que aumentaba cada año.

A los 10 años ya escribía versos humorísticos y a los 13, gracias a una beca, ingresó en el internado del Liceo Nacional de Zipaquirá, donde le cogió pánico al frío. Fue esa infancia llena de aventuras, fábulas e historias contadas por los abuelos y sus tías la que sentaron las bases de su composición más célebre, Cien años de soledad.

En esos años tuvo como profesor de literatura a Carlos Julio Calderón Hermida, a quien en 1955, cuando publicó La hojarasca, le escribió esta dedicatoria: “A mi profesor Carlos Julio Calderón Hermida, a quien se le metió en la cabeza esa vaina de que yo escribiera”. Antes de que le concedieran el Nobel, García Márquez, declaró en la columna periodística que escribía y que publicaban más de una docena de diarios en el país colombiano que Calderón Hermida era “el profesor ideal de Literatura”.

Tras acabar los estudios con muy buenas calificaciones y presionado por sus padres, García Márquez se trasladó a Bogotá para estudiar Derecho en la Universidad Nacional, aunque sin demasiado interés. Lo que sí aprovechó el joven Gabo fue el tiempo para hacer buena amistad con el médico y escritor Manuel Zapata Olivella, lo que le permitió acceder al periodismo y comenzar sus colaboraciones en el nuevo periódico liberal El Universal.

En Barranquilla, a principios de los años 40 comenzó a gestarse un grupo de amigos de la literatura que se llamó el Grupo de Barranquilla, cuyo líder era Ramón Vinyes, dueño de una librería en la que se vendía lo mejor de la literatura española, italiana, francesa e inglesa. Gabriel García Márquez se vinculó a ese grupo. Al principio viajaba desde Cartagena a Barranquilla cada vez que podía, pero después, gracias a una neumonía que le obligó a recluirse en Sucre, cambió su trabajo en El Universal por una columna diaria en El Heraldo de Barranquilla que apareció a partir de enero de 1950 bajo el encabezado de La jirafa y firmada por Septimus.

A principios de los años 50, cuando ya tenía muy adelantada su primera novela, titulada entonces La casa, García Márquez acompañó a su madre a Aracataca con el objetivo de vender la vieja casa en donde se había criado. Fue entonces cuando comprendió que estaba escribiendo una novela falsa, pues su pueblo no era ni una sombra de lo que había conocido en su niñez, así que a la obra le cambió el título por La hojarasca y el pueblo ya no fue Aracataca, sino Macondo en honor a los corpulentos árboles comunes en la región, que alcanzan una altura de entre 30 y 40 metros.

En 1955 Gabriel García Márquez, ganó el primer premio en el concurso de la Asociación de Escritores y Artistas. También publicó La hojarasca y un extenso reportaje por entregas, Relato de un náufrago, que fue censurado. La dirección del periódico en el que trabajaba decidió en ese momento enviarlo de corresponsal a Ginebra y luego a Roma, donde aparentemente el papa Pío XII agonizaba. En total, Gabo estuvo tres años fuera de Colombia. Vivió una larga temporada en París, y recorrió Polonia y Hungría, la República Democrática Alemana, Checoslovaquia y la Unión Soviética. Continuó como corresponsal de El Espectador, aunque en condiciones cada vez más precarias y, aunque escribió dos novelas El coronel no tiene quien le escriba,  y La mala hora, vivía esperando el envío mensual de su periódico, pero que cada vez se retrasaba más.

En marzo de 1958 contrajo matrimonio en Barranquilla con Mercedes Barchay tuvieron dos hijos: Rodrigo (1959) y Gonzalo (1962). Gabriel García Márquez, cada vez tenía más responsabilidades y menos tiempo para escribir, pero a pesar de ello, su cuento Un día después del sábado resultó también premiado.

A partir de ahí su vida fue un continuo cúmulo de noticias, nombramientos y viajes: en 1959 fue nombrado director de la recién creada agencia de noticias cubana Prensa Latina. En 1960 vivió seis meses en Cuba y al año siguiente fue trasladado a Nueva York, pero tuvo grandes problemas con los exiliados cubanos y finalmente renunció. Después se fue a vivir a México y ya no pudo volver a Estados Unidos, al negarle el visado por ser acusado de comunista, hasta que la Universidad de Columbia le otorgó el título de doctor honoris causa en 1971.

Pero su consagración como escritor comenzó un día de 1966 cuando se dirigía desde Ciudad de México al balneario de Acapulco. En ese trayecto Gabriel García Márquez tuvo la visión de la novela que había dado vueltas en su cabeza durante diecisiete años. Ahí fue cuando decidió que era el momento y se sentó a la máquina de escribir trabajando sin descanso ocho horas diarias durante dieciocho meses seguidos.

En 1967 apareció el resultado: Cien años de soledad, en la que Márquez edifica y dota de vida al pueblo mítico de Macondo y a la legendaria estirpe de los Buendía: un territorio imaginario donde lo inverosímil y mágico no es menos real que lo cotidiano y lógico. Así es como se describe el postulado básico de lo que después sería conocido como realismo mágico y que constituye una síntesis novelada de la historia de las tierras latinoamericanas que, en el fondo, es también la parábola de cualquier civilización, de su nacimiento a su ocaso.

Durante las siguientes décadas, en medio del éxito y el reclamo periodístico, Gabriel García Márquez escribió cinco novelas más y se publicarían tres volúmenes de cuentos y dos relatos, así como importantes recopilaciones de su producción periodística y narrativa. Publicó la que, en sus propias palabras, constituiría su novela preferida: El otoño del patriarca (1975), al que seguiría el libro de cuentos La increíble historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada (1977), Crónica de una muerte anunciada (1981) y, con posterioridad, El amor en los tiempos del cólera (1987).

Pero no solo sus novelas experimentaron la progresión y madurez como escritor, sino que la pofesionalización también llegó a los elementos de su escritura, ya que reanudó sus colaboraciones en El Espectador y cambió la máquina de escribir por el ordenador. Su esposa, Mercedes Barcha, siempre colocaba un ramo de rosas amarillas en su mesa de trabajo al considerarlas de buena suerte y un autorretrato que le regaló Alejandro Obregón presidía su estudio.

En la madrugada del 21 de octubre de 1982, Gabriel García Márquez, recibió la noticia que hacía tiempo que siempre esperaba por esas fechas: la Academia Sueca le había otorgado el ansiado premio Nobel de Literatura. Después se supo que en la terna final el galardón estuvo entre el colombiano, el novelista británico Graham Greene y el alemán Günter Grass. En aquella época se hallaba exiliado en México porque querían hacerlo prisionero en su país y tuvo que huir, pero el premio fue un acontecimiento cultural en Colombia y en toda América.

Desde que recibió el galardón su vida ya no fue la misma por el asedio de periodistas y medios de comunicación, así que, en marzo de 1983 Gabo regresó a Colombia y se fue a vivir a Cartagena con su madre.

Tras algunos años de silencio, en 2002 García Márquez presentó la primera parte de sus memorias, Vivir para contarla, en la que repasa los primeros treinta años de su vida. En 2004 vio la luz la que iba a ser su última novela, Memorias de mis putas tristes. En 2007 recibió multitudinarios homenajes desde todas las partes del mundo por un triple motivo: sus 80 años, el 40 aniversario de la publicación de Cien años de soledad y el 25 de la concesión del Nobel.

Gabriel García Márquez falleció el  17 de abril de 2014 en Ciudad de México tras una recaída en el cáncer linfático que padecía desde 1999. El mundo entero lloró la desaparición del mago de las palabras cuyas descripciones eran pura poesía sin haber escrito apenas versos en su vida.

En la Biblioteca Pública Municipal, tenemos los siguientes títulos de Gabriel García Márquez:

  • Cien años de soledad
  • El amor en los tiempos del cólera
  • Del amor 
  • Cómo se cuenta un cuento
  • Cuando era feliz indocumentado
  • El coronel no tiene quien le escriba
  • Crónica de una muerte anunciada
  • El general en su laberinto
  • La hojarasca
  • La Cándida Eréndira
  • Noticia de un secuestro
  • El  otoño del patriarca
  • Relato de un naufrago
  • Memoria de mis putas tristes 
  • Vivir para contarla

Fuentes bibliográficas: Infobae y el País Cultural

 

Premio Cervantes año 2017

El escritor nicaragüense Sergio Ramírez ha ganado el premio Cervantes 2017. Considerado el Nobel de Literatura en español y dotado con 125.000 euros, este galardón reconoce la trayectoria de los escritores que hayan contribuido a enriquecer el legado literario hispano.

Después de siete votaciones, Sergio Ramírez ha sido el elegido por mayoría por el jurado reunido en el Ministerio de Cultura y presidido por Darío Villanueva, director de la Real Academia Española. El acta del jurado afirma que se le otorga el premio «por aunar en su obra la narración y la poesía y el rigor del observador y el actor, así como por reflejar la viveza de la vida cotidiana convirtiendo la realidad en una obra de arte, todo ello con excepcional altura literaria y en pluralidad de géneros, como el cuento, la novela y el columnismo periodístico».

Escritor en un sentido amplio y ancho de la palabra. Autor total a sus 75 años: novelista, ensayista, memorialista, periodista. Pero también político. Hombre de rectos principios, comprometido con la Revolución Sandinista hasta el punto de haber sido nombrado vicepresidente –cargo que ejerció entre 1985 y 1990- por un Daniel Ortega que lo ve hoy como su principal pesadilla. Es crítico con la deriva autoritaria de su país. El prestigio internacional de su conciencia, la de un creador traducido a 20 lenguas por todo el mundo, pesa.

Su obra está impregnada por toda una rica amalgama de compromiso cívico, cuajada de un pensamiento que cuestiona la realidad, experiencias en varios frentes, referentes históricos de la literatura y el arte y atención constante a las corrientes del tiempo que le ha tocado vivir.

Ramírez es un autor que conoce y profundiza en lo que le rodea, discreto y siempre dispuesto. Sereno y cálido. Nació en 1942 en Masatepe y ya a los 18 años publicó sus primeros cuentos. Durante sus años de estudiante de Derecho fundó la revista literaria Ventana y en 1970 publicó su primera novela, Tiempo de fulgor

Desde entonces hasta Ya nadie llora por mí, su última novela publicada hace dos meses, han aparecido Baile de máscaras, Margarita está linda la mar –Premio Alfaguara en 1998-, Sombras, nada más, Mil y una muertes, La fugitiva o la obra policiaca, El cielo llora por mí. Otro de sus géneros constantes ha sido el cuento en los que destacan los volúmenes El reino animal, Perdón y olvido o Flores oscuras. Pero también la memoria, el ensayo y el articulismo en cada frente.

10 libros con los títulos más representativos de la obra este escritor nicaragüense, el primer autor centroamericano en obtener este prestigioso galadón literario

10 libros de Sergio Ramírez, premio Cervantes 2017

Oficios compartidos

Editorial: Siglo XXI

Fecha de publicación: 1994

Sinopsis: ¿Son la literatura y la política dos oficios compatibles? En este libro, Sergio Ramírez despliega una reflexión acerca de las dos grandes pasiones que han sido en su vida “una sola vivencia, consecuencia de una misma sensibilidad”. En una unión de autobiografía e historia política, el autor construye un interesante relato a partir de su experiencia política en el seno del proceso revolucionario que sacudió la política nicaragüense en los años ochenta.

10 libros de Sergio Ramírez, premio Cervantes 2017

Un baile de Máscaras 

Editorial: Alfaguara

Fecha de publicación: 1995

Sinopsis: Ambientada en la Masatepe natal del escritor, este libro es un homenaje una época, un lugar y una gente específicos que la maestría del autor convierte en un relato universal. Después de que la historia arranque con el nacimiento de un niño en un pueblo de Latinoamerica en medio de un baile de máscaras provinciano, la novela se convierte en un tejido de tramas muy variadas que se entremezclan con grandes dosis humorísticas.

 

10 libros de Sergio Ramírez, premio Cervantes 2017

Margarita, está linda la mar

Editorial: Alfaguara

Fecha de publicación: 1998

Sinopsis: En esta novela que obtuvo el premio Alfaguara en 1998, el relato se desarrolla en dos cronologías diferentes: por un lado, la trama nos remonta a 1907 con del regreso de Rubén Darío a Nicaragua, y en paralelo se desarrolla otra historia que ocurre en 1956, año de la muerte del dictador Anastasio Somoza García. Dos tramas con las que el autor desarrolla el drama político de Nicaragua y América Latina gracias a una justa conjunción de sustancia y estilo.

10 libros de Sergio Ramírez, premio Cervantes 2017

Adiós muchachos

Editorial: Alfaguara

Fecha de publicación: 1999

Sinopsis: Sergio Ramírez fue un testigo excepcional de la Revolución Sandinista, llegando a ocupar el cargo de vicepresidente durante el mandato de Daniel Ortega. Con la derrota en la elecciones generales de 1990, el proceso de transformación se detuvo en seco y se difuminaron las esperanzas de cambio. En este libro, el autor recopila la memoria de una generación que luchó por la democracia y la justicia en Nicaragua después de ver como su proyecto político de renovación quedó inconcluso.

10 libros de Sergio Ramírez, premio Cervantes 2017

Sombras nada más

Editorial: Alfaguara

Fecha de publicación: 2002

Sinopsis: Ante la inminente caída de la dictadura somocista, Alirio Martinica trata de huir por mar pero es capturado por jóvenes del Frente Sandinista. Sometido a un juicio popular, cuyo tribunal es todo un pueblo reunido en asamblea al aire libre, Alirio expondrá las razones por las que debe perdonársele. En su relato se revelan las minucias, errores, abusos e injusticias que quedan en el olvido durante una revolución, de la misma forma que algunos actos heroicos se pierden en la memoria colectiva.

10 libros de Sergio Ramírez, premio Cervantes 2017

Mil y una muertes

Editorial: Alfaguara

Fecha de publicación: 2004

Sinopsis: A través del ojo de la cámara del fotógrafo Castellón, uno de los personajes más atractivos y enigmáticos de la literatura hispanoamericana reciente, el lector vive una historia en la que se cruzan figuras tan dispares como George Sand, Napoleón III, Flaubert, el archiduque Luis Salvador de Mallorca, y, por supuesto, Rubén Darío. En esta novela Sergio Ramírez constuye un apasionante viaje de la utopía al horror.

10 libros de Sergio Ramírez, premio Cervantes 2017

El Reino Animal

Editorial: Alfaguara

Fecha de publicación: 2006

Sinopsis: En este libro de relatos, Sergio Ramírez emplea a los animales para descubrir, según el propio autor, el mundo “tal como es”. Con un claro acercamiento al género de la fábula, el escritor emplea personajes del reino animal animales que piensan, sienten y tienen conciencia de su propia finitud con la finalidad de describir con ellos algo de lo más profundo de la naturaleza humana.

10 libros de Sergio Ramírez, premio Cervantes 2017

l cielo llora por mí

Editorial: Alfaguara

Fecha de publicación: 2008

Sinopsis: Novela policiaca en la que el autor nicaragüense retrata un mundo de narcos, crímenes, corrupciones y abusos de poder. Dos antiguos guerrilleros y miembros del Departamento de Narcotráficos de la policía de Nicaragua, el inspector Morales y el subinspector Dixon, investigan la desaparición de una mujer. Ambientada en la ciudad de Managua, los dos protagonistas se enfrentan a los peligrosos cárteles de Cali y Sinaola y también a antiguos compañeros de insurrección.

10 libros de Sergio Ramírez, premio Cervantes 2017

lores oscuras

Editorial: Alfaguara

Fecha de publicación: 2012

En Flores oscuras, cada personaje batalla contra sus propios conflictos y esconde sus propios secretos. A medio camino entre la crónica periodística y el cuento, Sergio Ramírez se asoma a los misterios del alma humana en doce sorprendentes relatos llenos de colores vivos y negras sombras que son un espejo de lo que ocurre hoy en día en Centroamérica, con especial atención a países como Nicaragua o Costa Rica.

10 libros de Sergio Ramírez, premio Cervantes 2017

La fugitiva

Editorial: Alfaguara

Fecha de publicación: 2011

En este libro, el ganador del premio Cervantes 2017 investiga la historia de una mujer costarricense, Amanda Solano, que publicó una única novela y que nunca obtuvo el reconocimiento de sus paisanos. En La fugitiva, tres amigas de Solano nos ofrecen el testimonio de su vida y nos acercan a una mujer distinguida por su particular inteligencia y belleza, que llevó como bandera una actitud de rebeldía ante una sociedad conservadora que despreciaba la posibilidad de la revolución y la idea de vivir una sexualidad libre.

 

Charla-Coloquio “Conociendo a Miguel Hernández”. Viernes 10 de Noviembre a las 7 de la tarde en la Biblioteca Pública Municipal “Federico García Lorca”

Este viernes, 10 de noviembre a las 7 de la tarde , habrá una Charla-Colquio “Conociendo a Miguel Hernández”  en la Biblioteca Pública Municipal “Federico García Lorca”, para conmemorar el 75 Aniversario de su muerte.

Miguel Hernández Gilabert. (Orihuela, 30 de octubre de 1910 – Alicante, 28 de marzo de 1942). Poeta y dramaturgo español.

De familia humilde, tiene que abandonar muy pronto la escuela para ponerse a trabajar; aún así desarrolla su capacidad para la poesía gracias a ser un gran lector de la poesía clásica española. Forma parte de la tertulia literaria en Orihuela, donde conoce a Ramón Sijé y establece con él una gran amistad.

A partir de 1930 comienza a publicar sus poesías en revistas como El Pueblo de Orihuela o El Día de Alicante. En la década de 1930 viaja a Madrid y colabora en distintas publicaciones, estableciendo relación con los poetas de la época. A su vuelta a Orihuela redacta Perito en Lunas, donde se refleja la influencia de los autores que lee en su infancia y los que conoce en su viaje a Madrid.

Ya establecido en Madrid, trabaja como redactor en el diccionario taurino de Cossío y en las Misiones pedagógicas de Alejandro Casona; colabora además en importantes revistas poéticas españolas. Escribe en estos años los poemas titulados El silbo vulnerado e Imagen de tu huella, y el más conocido El Rayo que no cesa (1936).

Toma parte muy activa en la Guerra Civil española, y al terminar ésta intenta salir del país pero es detenido en la frontera con Portugal. Condenado a pena de muerte, se le conmuta por la de treinta años pero no llega a cumplirla porque muere de tuberculosis el 28 de marzo de 1942 en la prisión de Alicante.

Durante la guerra compone Viento del pueblo (1937) y El hombre acecha (1938) con un estilo que se conoció como “poesía de guerra”. En la cárcel acabó Cancionero y romancero de ausencias (1938-1941). En su obra se encuentran influencias de Garcilaso, Góngora, Quevedo y San Juan de la Cruz.

Algunos de sus poemas del autor, centrado en un estilo que se denominó “poesía de guerra” y del que es uno de los principales referentes:

Cancionero y romancero de ausencias

Por las calles voy dejando

algo que voy recogiendo:

pedazos de vida mía

venidos desde muy lejos

Voy alado a la agonía

arrastrándome me veo

en el umbral, en el fundo

latente de nacimiento

Llamo a la juventud

Sangre que no se desborda

,juventud que no se atreve,

ni es sangre, ni es juventud,

ni relucen, ni florecen.

Cuerpos que nacen vencidos,

vencidos y grises mueren:

vienen con la edad de un siglo,

y son viejos cuando vienen.

El rayo que no cesa

¿No cesará este rayo que me habita

el corazón de exasperadas fieras

y de fraguas coléricas y herreras

donde el metal más fresco se marchita?

¿No cesará esta terca estalactita

de cultivar sus duras cabelleras

como espadas y rígidas hogueras

hacia mi corazón que muge y grita?

Vientos del pueblo me llevan

Si me muero, que me muera

con la cabeza muy alta.

Muerto y veinte veces muerto,

la boca contra la grama,

tendré apretados los dientes

y decidida la barba.

Cantando espero a la muerte,

que hay ruiseñores que cantan

encima de los fusiles

y en medio de las batallas.

Escribí en el arenal

Escribí en el arenal

los tres nombres de la vida:

vida, muerte, amor.

Una ráfaga de mar,

tantas claras veces ida,

vino y los borró.

 

Cervantes en el mundo. “Jornadas Cervantes 400”

 Don Miguel  de Cervantes Saavedraimagen-cervantes-12png    logo-iv-centenario-cervantes       Escritor. Soldado. Hombre. Mito. Miguel de Cervantes, es una figura de suma importancia, a menudo reconocido como el primer novelista moderno y uno de los escritores más importantes de todos los tiempos. Para celebrar el 400 aniversario de su muerte, es por lo que hemos organizado estas Jornadas Cervantes 400” , desde la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Villanueva del Ariscal.

La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron a los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra y ni el mar encubre; por la libertad, así como la honra, se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres”.

Segunda parte – Capítulo LVIII

Que trata de cómo menudearon sobre don Quijote aventuras tantas, que no se daban vagar unas a otra

Miguel de Cervantes es el gran mito nacional español , primero desde su literatura y después desde su biografía, ha llenado horas de reflexión, sosiego y pena, de generaciones en generaciones de todo el mundo. Como él diría “acompáñanos desocupado lector”.

Miguel de Cervantes es un hombre de su tiempo. Un hombre de un tiempo excepcional para España como lo fueron los siglos XVI y XVII, que conocemos como los Siglos de Oro. Siglos en que se fue conformando un nuevo modelo de sociedad, un nuevo modelo de cultura. Y en medio, un Miguel de Cervantes que se fue construyendo siguiendo el guion establecido de una época que es necesario rescatar para conocer un poco mejor al Cervantes hombre.

Todos creemos saber cuál es el verdadero rostro de Miguel de Cervantes. Pero, ¿Cuál es el rostro que recordamos? ¿El que el propio autor esculpió con palabras al inicio de sus Novelas ejemplares en 1613, que no es otro que el de Cervantes personaje? ¿O los centenares de retratos y representaciones que se han ido sucediendo desde 1738 hasta nuestros días, que han ido dando forma al Cervantes mito? . Miguel de Cervantes, en un estilo tan propio de jugar con costumbres editoriales de su época, incluye al inicio del prólogo de las “Novelas ejemplares” (1613) un retrato de palabras donde era costumbre hacerlo con líneas y punzones. Un particular retrato donde destacan los detalles realistas, como la pérdida de la mayoría de los dientes o su espalda encorvada. Este retrato en palabras se convertirá en imagen en la edición del Quijote de 1738.

Encontrar el “verdadero” retrato de Miguel de Cervantes se ha convertido en una obsesión desde el siglo XVIII hasta nuestros días. Y a pesar de las diferentes propuestas que se han ido sucediendo, bien podemos hoy afirmar que solo conocemos el retrato del Cervantes personaje, pero no del Cervantes hombre.

Ante la dificultad de encontrar un retrato verdadero de Cervantes (“por más solicitud que se haya puesto”, como se dice en 1738), Lord Carteret, el impulsor de la primera edición de lujo del Quijote, propuso al pintor inglés William Kent que pasara a imagen el retrato de palabras que escribiera Miguel de Cervantes en el prólogo de las Novelas ejemplares (1613). De ahí el “por él mismo” que aparece en el título.  Que dice así en su prólogo al lector: “Quisiera yo, lector amantísimo, excusarme de escribir este prólogo, porque no me fue tan bien como el que puse en mi Don Quijote, que quedase con ganas de secundar con este. Desto tiene la culpa algún amigo, de los muchos que en el discurso de mi vida he granjeado, antes con mi condición que con mi ingenio, el cual amigo bien pudiera, como es uso y costumbre, grabarme y esculpirme en la primera hoja deste libro, pues le diera mi retrato el famoso don Juan de Jáuregui, y con esto quedara mi ambición satisfecha, y el  deseo de algunos que querrían saber qué rostro y talle tiene quien se atreve a salir con tantas invenciones en la plaza del mundo, a los ojos de las gentes, poniendo debajo del retrato: “Este que véis aquí, de rostro aguileño, de cabello castaño, frente lisa y desembarazada, de alegres ojos y de nariz corva, aunque bien proporcionada; las barbas de plata, que no ha veinte años que fueron de oro, los bigotes grandes, la boca pequeña, los dientes ni menudos ni crecidos, porque no tiene sino seis, y esos mal acondicionados y peor puestos, porque no tienen correspondencia los unos con los otros; el cuerpo entre dos extremos, ni grande ni pequeño, la color viva, antes blanca que morena; algo cargado de espaldas, y no muy ligero de pies; éste digo que es el rostro del autor de La Galatea y de  don Quijote de la Mancha y del que hizo el Viaje al  Parnaso…”                  

untitledobra-58__ih_2067_2_1

En esta edición de 1739 de las “Novelas ejemplares” se incluirá una versión del dibujo de William Kent realizado por el grabador Jacob Folkema, donde el fondo con los personajes de don Quijote y Sancho se sustituirá por una biblioteca. Esta imagen es la que será copiada una y otra vez en decenas de ediciones, fijando un determinado imaginario cervantino a partir del siglo XVIII.

obra-59__ih_2067_3_1

Esta otra estampa forma parte de la serie de “Retratos de los españoles ilustres con un epítome de sus vidas”, que se imprime en 1791, y en su realización están presentes dos de los artistas más renombrados del momento: el pintor Gregorio Ferro y el grabador Fernando Selma. Su representación es el triunfo del Cervantes mito como escritor: “ingenio original, admirable en el habla castellana”.

miguel_de_cervantes_saavedra_01

Cervantes en el mundo

Son innumerables los testimonios de Miguel de Cervantes y el Quijote en el mundo. La universalidad del escritor español es visible en plazas, pueblos y ciudades que lo acogen con gratitud.

La azarosa vida de Miguel de Cervantes quedó plasmada en sus obras y sobre todo, en las páginas del “Ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha”. Momentos y lugares del Quijote se identifican con momentos y lugares del autor y consecuentemente, muchos de ellos han sido adoptados y acogidos como patrimonio común por todos. No hay ciudad o pueblo que, ya sea por el paso del autor o por ser citada en “El Quijote”, no tenga un recuerdo de él o su novela. Otras muchas localidades, que no contaron con su presencia, han erigido o muestran orgullosas referencias cervantinas, porque Cervantes forma parte de su acervo cultural. Madrid tiene a don Quijote y Sancho Panza en la Plaza de España; Alcalá de Henares (Madrid) mantiene abierta la casa natal del autor, al igual que Valladolid exhibe su casa cervantina; Campo de Criptana (Ciudad Real) muestra orgullosa sus molinos de viento, mientras que Puerto Lápice (Ciudad Real) posee una venta en su recuerdo. De igual manera, Sevilla tiene una estatua en su memoria, en tanto que Panamá y San Francisco (EEUU) cuentan con monumentos de Cervantes. Son solo unos pocos ejemplos de la huella cervantina a lo largo y ancho del mundo. Cuatro siglos después de su muerte, la figura de Miguel de Cervantes y su obra no cesa de crecer y trasciende cualquier frontera y lengua.

Vista parcial de la Glorieta de Cervantes, en el sevillano parque de María Luisa. Puede apreciarse uno de sus anaqueles en el que aparecen fechas y lugares importantes en la vida del mencionado escritor, y sobre el que reposa una pequeña escultura ecuestre de Sancho Panza.

glorieta-cervantes-en-el-parque-maria-luisa-de-sevilla-anaquel-con-figura

Monumento a Miguel de Cervantes, flanqueado por las esculturas de Don Quijote y Sancho Panza, en la plaza de España de Madrid. El monumento es obra del arquitecto Rafael Martínez Zapatero y del escultor Lorenzo Coullaut Valera.

monumento-a-cervantes-en-la-plaza-de-espana-de-madrid

Detalle de la escultura de Miguel de Cervantes en la Plaza de España de Madrid. Fue construido entre 1925 y 1930 con motivo del tercer centenario de la muerte del escritor.

detalle-de-la-escultura-de-miguel-de-cervantesen-plaza-de-espana-de-madrid

Lápida conmemorativa de los estudios de Miguel de Cervantes en la calle de la Villa de Madrid.

academia_donde_estudio_cervantes_rps_02-05-2014

Estatua de Miguel de Cervantes en la Biblioteca Nacional de España, en Madrid.

estatua-de-cervantes-en-la-biblioteca-nacional-de-espala-en-madrid01

Monumento de Miguel de Cervantes en el Parque Golden Gate de San Francisco, California (EEUU). Es un exponente más de la influencia de la cultura hispánica en Estados Unidos.

monumento-a-cervantes-en-golden-gate-san-francisco-quijote-y-sncho-homenajean-a-su-autorMonumento a Miguel de Cervantes en la ciudad de Panamá.

monumento-en-panama-a-cervantes

La estatua de Miguel de Cervantes acompaña al Torreón del Gran Prior, edificio de piedra rosada del S. XIII, en Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

estatua-de-cervantes-en-ciudad-real-1

Vista de las esculturas en bronce de don Quijote y Sancho Panza en la plaza del Teatro Cervantes de Guanajuato (México).

quijote-y-sancho-en-la-plaza-del-teatro-guanajato-mexicopng

Monumento a Cervantes en la Glorieta Cervantes de Mexico.

monumento-a-cervantes-glotieta-de-cervantes-en-mexico

Columna cervantina con la efigie del escritor junto a la gruta Cervantes en Argel (Argelia). En esta cueva permaneció escondido durante cerca de dos meses el escritor en su segundo intento de fuga de Argel.

efigie-de-cervantes-en-la-gruta-de-argel

 

Casa-museo de Miguel de Cervantes en Alcalá de Henares (Madrid). Aquí se conserva una de las mejores colecciones de El Quijote en diferentes lenguas.

casa-donde-nacio-cervantes-y-paso-parte-de-su-infantcia-en-alcala-de-henarea-en-1547

Plaza de Cervantes en Cartagena en Colombia

monumento-a-cervantes-en-cartagen-colombia-1-jpg

Don Quijote en Ciudad Real

don-quijote-en-ciudad-realciudad-real-16b

Estatua de Cervantes en la Plaza de la Universidad de Valladolid

estatua-de-cervantes-en-la-plaza-de-la-universidad-de-valladolidjpg

Plaza de Cervantes en Alcala de Henares

plaza-de-cervantes-en-alcala-de-henares-07

Monumento a Miguel de Cervantes, “La gitanilla” en la Plaza de España de Madrid

monumento_a_miguel_de_cervantes_-_la_gitanilla-en-la-plaza-de-espalna-en-madrid

Busto de don Miguel de Cervantes en Buenos Aires

busto_de_miguel_de_cervantes-buenos-airesjpg

Busto de Cervantes erigido en 1905 en Burgos

busto-de-cervantes-erigido-en-1905-en-burgoscervantes_burgos

El Congreso de los Diputados Celebrando el IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes

congreso

En el Congreso de los Diputados, los leones lucen anteojos o quevedos, para leer el Quijote

leon_con_gafas_en_el_congreso_de_los_diputados_en_homenaje_a_cervantes_madrid_espana

Estatua de Cervantes en Campo de Criptana en la Mancha

estatua-cervantes-en-campo-de-criptana-en-la-mancha-espanajpg

Don Quijote en Argamasilla de Alba

argamasilla-de-alba-quijote3b

Don Quijote en Argamasilla de Alba

don-quijote-en-argamasilla-de-alba-20b

Sancho Panza en Argamasilla de Alba de Ciudad Real

argamasilla-de-alba-sancho17b

Dulcinea del Toboso en Argamasilla de Alba de Ciudad Real

dulcinea-argamasilla-de-alba-11b

Don Quijote y Dulcinea en el Toboso

dulcinea-y-don-quijote-en-el-toboso

Cervantes en Argamasilla de Alba

cervantes-en-argamasilla-de-alba-12b

Casa que ocupó el escritor en Valladolid entre los años 1604 y 1606 y que coincidiría con la publicación de la primera edición del Quijote, en 1605. Aquí trabajaría en la segunda parte de la novela y escribiría además El cologuio de los perros, El licenciado de Vidriera o La ilustre fregona. Actualmente es un museo.

casa-de-cervantes-en-valladolid

Estatua de Cervantes en el Museo de Cera de Madrid

estatua-de-cera-de-cervantes_-_museo_cera_madrid

Monumento a Cervantes en el Parque de Abelardo Sánchez en Albacete

monumento-a-miguel-de-cervantesen-el-_parque_de_abelardo_sanchez-en-albacete

Ninot de Cervantes indultado en las Fallas de Valencia en el año 2014

ninot-de-cervantes-indultado-en-las-fallas-de-valencia-de-2014

Lápida en la fachada de las Trinitarias donde está enterrado Cervantes

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

Sellos de correos dedicados a Cervantes y, a su magna obra don Quijote de la Mancha, en España y en otros muchos países del mundo.

sello-de-correos-espana-af6573613ef84b64437c564ea6bed7cf            sello-correos-espana-cervantes

sello-de-correos-sahara-espanol

sello-correo-aerio-espana

sello-correos-espana-manteando-a-sancho

sello-de-correos-espana

sello-de-correos-espana-quijote

sello-correos-espana

sello-correos-espana-quijote

sello-correos-italia

sello-correos-argentinasello-de-francia

sello-correos-panamasello-al-monumento-de-panama

sello-de-correos-de-cuba-4-centenario-i-parte-quijote

sello-correos-bolovia

sello-de-panama

ECUADOR - CIRCA 1947: A stamp printed in Ecuador shows Miguel de Cervantes and Don Quixote, circa 1947

ECUADOR – CIRCA 1947: A stamp printed in Ecuador shows Miguel de Cervantes and Don Quixote, circa 1947

sello-de-mexico

Lotería Nacional del 16 de abril de 2016, dedicada a Don Quijote.

loteria-nacional-decicad-al-quijote

Semanario de la Vida Nacional de España año 1915, su portada está dedicada a Don Quijote

semanario-de-espana-quijote-en-prensa07-portada-del-semanario-espana-publicado-en-octubre-de-1915-relativo-al-monumento-a-cervantes-2-1

Billetes de España de 1, 100 y 1.000 pesetas, dedicados a Cervantes y a su Quijote.

billete-espana-1pta_quijote_a

billete-100-pta-espana-cervantes-y-monumento-en-madrid

billete-de-1000-pesetas-cervantes

Don Quijote de la Mancha” , sigue siendo un Best Seller con 400 años, es una de las mejores obras de la literatura universal, además de ser el libro más editado y traducido de la historia, solo superado por la Biblia.

edicines-del-quijote-en-ruso-hebreo-griego

ediciones-del-quijote-en-otros-idiomas-2

 

 

 

El 4 de mayo Juan Arjona, narrador oral, escritor de Literatura Infantil y dramaturgo contará para los alumnos/as de 5º y 6 º de primaria del Centro Escolar “Manuel Castro de Orellana”

Centro Andaluz de las Letras
Villanueva del Ariscal masyo 2016

CENTRO ANDALUZ DE LAS LETRAS LOGOTIPO

Gracias a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte
de la Junta de Andalucía y al Centro Andaluz de las Letras
Dentro de la Programación del Circuio Infantil y Juvenil Letras Minúsculas – Letras Jóvenes.

Samsung

El miércoles 4 de mayo, Juan Arjona deleitará con sus historias a los alumnos/as de 5º y 6º de Primaria del Centro Escolar “Manuel Castro de Orellana”

Organizan:

CONSEJERÍA EDUCACIÓN CULTURA Y DEPORTE   CENTRO ANDALUZ DE LAS LETRAS LOGOTIPO      NUEVO ESCUDO AYUNTAMIENTO (2)

B.P.M FEDERICO GARCÍA LORCA VILLANUEVA DEL ARISCAL
Biblioteca Publica Municipal
 “Federico García Lorca”

BREVE BIOGRAFÍA DE JUAN ARJONA

Escritor, Dramaturgo, Director de escena y Narrador Oral. Nacido en Sevilla

Lo que realmente le interesa a Juan Arjona, es crear una historia y contarla, ya sea a través de los libros, el teatro o simplemente a viva voz, por eso su carrera profesional se mueve en distintos ámbitos: es narrador oral, autor, dramaturgo y director de escena. Ha participado con sus espectáculos de repertorio de cuentos, en la mayoría de las programaciones del país, y desarrolla su trabajo teatral principalmente en La Compañía Barataria desde 1998.

Pero el crisol del conocimiento del universo infantil de Juan Arjona, es su teatro para niños, donde, junto al equipo artístico de La Compañía Barataria, investiga, crea y juega a dimensionar las historias y sus múltiples lenguajes. Espectáculos como         “¡Al agua pato!”, “Irás y no volverás”, o “Dale al botón”, son el resultado de esta experiencia, que ininterrumpidamente agradece el público en cada representación. Su último espectáculo, “El viajecito”, ya lo ha destacado la prensa con el titular de “La poética del espacio infantil”.

Después de escribir por encargo programas infantiles para televisión, cuentos en métodos educativos y revistas, y espectáculos para otras compañías, decide escribir sus propios libros de literatura infantil. Y así nace la colección de cuentos Antonino y el álbum ilustrado “Amiga Gallina”,  “Soy Pequeño”, “Burro Origen” publicados en  la editorial A Buen Paso. En el año 2015 y, por esta misma editorial ha públicado “Una vaca” y, en 2016 “Una historia verdadera”

AMIGA GALLINA JUAN ARJONA        ANTONINO DE SUEÑO EN SUEÑO DE JUAN ARJONA   ANTONINO CONTRA EL TIEMPO DE JUAN ARJONA   SOY PEQUEÑITO DE JUAN ARJONA   BURRO ORIGEN DE JUAN ARJONA        una vaca-luciano lozano-juan arjona-9788494407659

Una historia verdadera

Antonino contra el tiempo, fue galardonado en la Feria de Bolonia 2011(Italia) con la distinción “White Ravens” por la Internationale Jugendbibliothek (International Youth Library) de Munich (Alemania), considerándolo así uno de los mejores libros infantiles editados en el mundo ese año.

Soy pequeñito, ilustrado por Emilio Urberuaga, premio nacional de ilustración. Amiga Gallina y Antonino se ha editado en Brasil y Polonia respectivamente.

La Feria del Libro de Sevilla concede cada año premios, como reconocimiento al trabajo y dedicación de personas y entidades en pro del fomento de la lectura, el libro y la cultura. En la edición de la Feria del Libro de 2015, fue galardonado y recibió este Premio Juan Arjona como narrador oral y autor de Literatura Infantil, por su avalada trayectoria y su estrecha colaboración con la Feria del Libro.

Juan Arjona es considerado como uno de los mejores narradores orales, entre los muchos de los que podemos disfrutar en Andalucía.

Con esta sesión de narración oral, damos por finalizada todas las actividades que se han organizado para Celebrar el Día Internacional del Libro en 2016.